Sagrada Familia - A

martes, 25 de diciembre de 2007
30 Diciembre 2007

Eclesiástico: El que teme al Señor honra a sus padres.
Colosenses: La vida de familia vivida en el Señor.
Mateo: Coge al niño y a su madre y huye a Egipto.


Descargar La Sagrada Familia - A.

Juan García Muñoz.

1 comentarios:

{ Paco Echevarría } at: 26 diciembre, 2007 00:07 dijo...

LA FAMILIA EN CRISIS
Fiesta de la Sagrada Familia (Mt 2,13-15.19-23)

Las dificultades de la primera familia cristiana que, a poco de nacer el niño, se vió obligada a emigrar a Egipto para proteger su vida, nos sitúan frente a la crisis que hoy sufre la institución familiar. Dice Enrique Rojas, en La ilusión de vivir, que en el mundo actual hemos pasado del mando de los padres al de los hijos -del patriarcado al filiarcado- y no le falta razón. No es ningún secreto ni tampoco ofensa decir que muchos padres se sienten incapaces de mantener en el punto de equilibrio la autoridad frente a sus hijos. Lo cual no es de sorprender porque es un mal de nuestro tiempo la crisis sobre el sentido y la función social de la autoridad -de cualquier autoridad-, si bien, en el caso de la familia, esto es especialmente grave porque es ella la que configura la personalidad en los primeros años de la vida.

Desgraciadamente la familia ha sido atacada -está siendo atacada- en estos tiempos casi de un modo sistemático. Primero fue el divorcio -que ha pasado de ser remedio de males mayores a ser una costumbre y una moda-; luego el aborto -que, despojado de connotaciones morales y éticas, elimina el fruto de la familia y va camino de convertirse, sobre todo entre las adolescentes, en un medio habitual de control de la natalidad-; luego llegaron las campañas a favor del sexo seguro y fácil -que ha relegado a segundo plano el amor en aras de un hedonismo salvaje y carente de compromiso-; finalmente han aparecido las parejas de hecho -con lo que se pretende que se vea como igual lo que es diferente-. No sabemos lo que viene ahora, aunque, de seguir en esta línea, no parece que vaya a ser nada bueno.

Una institución como la familia no puede resistir ataques tan intensos y seguidos sin resentirse en su ser más profundo. De hecho tenemos un dato preocupante por las consecuencias que va a tener dentro de dos décadas en el orden social y laboral: España posee el índice de natalidad más bajo del mundo.“Si los hijos dan problemas, no tengamos hijos”. Esto es lo que parece estar pensando la sociedad española.

Creo que ha llegado el momento de reaccionar y dar a los padres la confianza en sí mismos y la autoridad que necesitan para reconducir este desaguisado. Porque, cuando en la sociedad falla la familia, fallan todas las instituciones. Quien no respeta la autoridad del padre y de la madre, no reconoce ninguna autoridad. En cuyo caso sólo hay una manera de mantener el orden social y la convivencia: con la fuerza. Sin la estabilidad familiar se camina, por tanto, o hacia el caos o hacia el totalitarismo. Como la familia de Nazaret, nuestras familias necesitan hoy escapar a lugares más seguros, hasta que pase la calamidad.